Categorías
China Noticias Transportes

Un punte colgante de 798 metros y con una sola torre. China ha logrado un nuevo récord

Con una sola torre de anclaje, parece que este nuevo puente en China desafía la gravedad, pero puedes circular seguro por sus casi 800 metros de longitud. Seguro que será una experiencia excepcional.

China y su brillante ingeniería vuelven a ser noticia. Valles escarpados, altas montañas, pendientes pronunciadas… parece que nada representa un reto para sus ingenieros. El nuevo puente Lvzhijiang, en la provincia de Yunnan, es el puente suspendido de una sola torre y un solo tramo más largo del mundo.

Para acortar de forma considerable el tiempo de viaje entre las ciudades chinas de Yuxi y Chuxiong y como parte de una nueva autopista que el país está construyendo en la provincia de Yunnan para mejorar su comunicación con países vecinos, China acaba de construir un nuevo puente récord. Conocido con el nombre de Lvzhijiang, es el puente colgante de una sola torre y un solo tramo más largo del mundo.

Situado en un bonito paisaje natural, el puente cruza un profundo valle de la provincia de Yunnan por el que fluye un río del mismo nombre, Lvzhijiang, lo que significa algo así como "río del zumo verde". Este puente, que recorre una distancia de 798 metros en total —780 de los cuales forman un solo vano—, está sostenido únicamente por una torre de apenas 156 metros de alto y los cables de suspensión de acero que se apoyan en los extremos de las montañas. No hay columnas, ni otros soportes. Un puente que parece desafiar la gravedad y que puede dar a muchos una sensación un tanto inquietante.

Y supera otro récord. El puente se enlaza con las bocas de los túneles que se han excavado en las altas montañas de este valle. Un enlazado que, según las autoridades, con sus 54 grados de inclinación, es el más empinado del mundo.

Lvzhijiang funciona como viaducto y cuenta con dos vías y cuatro carriles en los que se podrá circular a una velocidad máxima de 100 kilómetros por hora. Con este puente se reducirá el tiempo de viaje en coche entre las ciudades de Yuxi y Chuxiong de una hora y media a tan solo unos minutos.

Y por si fuera poco, la compleja construcción de este desafiante proyecto, empezado en 2019, se ha llevado a cabo en solo tres años. El puente Lvzhijiang, considerado una maravilla de la ingeniería, abrió a la circulación a finales de abril de este mismo año.

Imágenes | HighestBridges, Science and Technology Daily

En Ningún lugar está lejos | Así es Yanjin, la ciudad china de 300 metros de ancho