Categorías
Curiosidades Historia Puntos de Interés Reino Unido

Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch (sí, lo hemos escrito bien): El nombre más largo del mundo para un pequeño pueblo

Al norte de Gales se encuentra el pueblo con el nombre más largo del planeta.

De casi todo hay un "más grande", "más pequeño", "más alto", "más bajo"… Y este es el más largo de los nombres pueblerinos en todo el mundo.

Al norte de Gales, en la isla Anglesey, se encuentra un pequeño pueblo de poco más de 3.000 habitantes cuya atracción más famosa es probablemente su estación de trenes, pues allí se encuentra la placa con el nombre completo del pueblo, el más largo del mundo, un nombre de nada más ni nada menos que 58 letras:
Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch

El nombre de este pueblo es, de hecho, una frase entera en galés y significa: "Iglesia de Santa María en el hueco del avellano blanco cerca de un torbellino rápido y la iglesia de San Tisilio cerca de la gruta roja".

Por suerte, uno se puede referir a este pueblo simplemente como "Llanfair PG" ("Llanfairpwll" para los galeses) o "LPG", pues no solo es muy largo y difícil de recordar, sino que su pronunciación correcta supone un enorme desafío, a no ser que hables galés. Liam Dutton, el hombre del tiempo del Channel 4 de la televisión británica asombró a muchos al pronunciar perfectamente el nombre de este pueblo en su previsión meteorológica cuando fue uno de los lugares más cálidos de Reino Unido en 2015. Se puede ver en el siguiente vídeo a partir del 00:11.

En este otro vídeo, una chica, seguramente habitante del pueblo, nos lo repite más lentamente. ¡Impresionante!

El nombre original de este pueblo, que data del 4000 a.C., es "Llanfair Pwllgwyngyll". Su versión más larga parece remontare a mediados del siglo XIX, cuando sus habitantes decidieron alargarlo como truco publicitario para convertirse en la localidad con el nombre más largo de Reino Unido y así atraer más turismo.

Cada año, unos 200.000 visitantes acuden a él para hacerse una foto en la estación de tren con la placa más larga del mundo o junto al cartel de entrada, o bien para hacerse sellar el pasaporte en su oficina del ayuntamiento. Ahora, este pequeño pueblo es conocido por el mundo entero.