Categorías
Italia Jardines y Parques Puntos de Interés

Cinque Terre: la encantadora y colorida región de la Riviera italiana que engalana de belleza el mar Mediterráneo

Pequeños pueblecitos llenos de contrastes y colores que despuntan entre las montañas como pequeñas joyas al lado del mar. Esto es Cinque Terre.

Imponentes acantilados, pequeños puertos con rústicas embarcaciones y algunos de los pueblos más cautivadores del mundo forman Cinque Terre, una de las regiones por excelencia de la Riviera italiana que, entre otros, sirvió de decorado para una de las últimas películas de Pixar.

Situada al noroeste de Italia, al extremo oriental de la Riviera italiana, se encuentra la región costera de Cinque Terre, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Esta porción de la famosa franja costera es uno de los principales atractivos de la Riviera por la belleza de sus paisajes.

Escondidos entre los acantilados del gran macizo de montañas que define esta zona, se abren al mar de Liguria pequeños pueblecitos llenos de encanto y color. Y, como ya se puede intuir de su nombre, "Cinco Tierras", son cinco los pueblos que forman esta región costera: Monterosso al Mare, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore.

Un paisaje un tanto particular, pues a lo largo de los siglos, la mano del hombre ha modelado, cuidadosamente y respetando el delicado equilibrio del lugar, las laderas de la montaña para construir estratos o terrazas en las que cultivar uvas y aceitunas escarpando el paisaje hasta los acantilados que dan al mar. Una técnica de agricultura que claramente ha dado sus frutos, pues por algún motivo los aceites de oliva vírgenes extra producidos a lo largo de la costa cuentan con una denominación de origen única y protegida, la de Riviera Ligure, que los destaca de los demás en calidad y valor.

Esta línea costera, junto a los cinco pueblos y las laderas circundantes forman parte del Parque nacional de Cinque Terre, el primer parque nacional de Italia.

La magia de sus pueblos, dignos de un cuento

Monterosso al Mare

Monterosso al Mare es el pueblo más al oeste de todos y el mayor de los cinco. El pueblo está situado sobre colinas cultivadas con limones, vides y olivos. Con playas de aguas cristalinas y hermosos arrecifes, este pequeño pueblo tiene fama de ser uno de los más hospitalarios de la Riviera italiana.

Vernazza

Conservado como uno de los "pueblos de pescadores" más auténticos de la Riviera, Vernazza es posiblemente el pueblo más característico de Cinque Terre y está clasificado como uno de los más bonitos de Italia.

Corniglia

Corniglia está situada en el centro de las Cinque Terre y es el más pequeño de los cinco. Ubicado encima de un pequeño cabo, a 100 metros sobre el mar, es el único sin acceso directo desde el mar.

Manarola

Manarola es una de las villas más encantadoras y mágicas de Cinque Terre, así como la más antigua. Cuenta con un diminuto puerto con una rampa para embarcaciones y una pequeñita plaza con restaurantes. La mayor parte del pueblo, formado por pintorescas casas multicolores frente al mar, está construido sobre una roca a 70 metros de altura.

Riomaggiore

A cada cual más cautivador, Riomaggiore es el pueblo más al este de las Cinque Terre. También formado por las ya características casas de piedra con fachadas de colores y tejados de pizarra, se extiende hacia arriba por las crestas de las montañas que dan al mar.

Esta zona reconocida internacionalmente por su clima suave, un estilo de vida relajado y estos viejos pueblos pesqueros llenos de luz y alegría, desprenden la magia digna de los cuentos. Y es que se sabe que es a la riviera italiana, y en concreto a Cinque Terre, donde viajaron varios artistas de Pixar para investigar y documentarse del lugar y empaparse del paisaje, las costumbres y el ambiente para diseñar los escenarios de una de sus últimas grandes películas, Luca.

Portorosso, Luca

Riomaggiore, Manarola y Vernaza nos recuerdan mucho la ciudad portuaria ficticia de Portorrosso, pues fue modelada tomando a estos preciosos pueblos como inspiración. Unos pueblos que protegen, ensalzan y embellecen el encanto natural del paisaje que les rodea y donde podemos experimentar el alma del mediterráneo en todo su esplendor.

Imágenes | Lonely Planet, My take it, Oddviser, Pixar Planet