Stad Ship Tunnel, el primer túnel para barcos del mundo se construirá en Noruega

Este túnel de barcos a gran escala garantizará la seguridad del transporte marítimo a lo largo del incierto mar Stadhavet para buques de hasta el tamaño de las líneas Hurtigruten y Kystruten.

El Stad Ship Tunnel, el primer túnel de barcos del mundo, atravesará una montaña para crear una conexión segura, efectiva y mas ágil entre la bahía de Kjødepollen y Vanylvsfjorden.

El mar Stadhavet es uno de los tramos más peligrosos de la costa noruega. Las corrientes oceánicas y la topografía submarina suelen generar condiciones de oleaje complejas e imprevisibles para las embarcaciones combinadas con fuertes vientos. Este nuevo túnel de 1.7 kilómetros de largo, 50 metros de alto y 36 de ancho permitirá una navegación mucho más segura y rápida para todo tipo de embarcaciones, tanto de cargamento como de viajeros, de hasta 16.000 toneladas. La entrada al túnel estará controlada por un sistema de semáforos.

Otro beneficio del túnel será para el medioambiente. Según un informe efectuado por Kongsberg Maritime, la reducción del tiempo de viaje supondrá un menor consumo de combustible y, por lo tanto, una disminución del 30% al 60% de las emisiones de CO2 de las embarcaciones.

Asimismo, la facilidad y flujo que supone la creación de este túnel para barcos reforzará las actividades industriales y comerciales de la zona. La industria pesquera del país se verá beneficiada, pues además de facilitar el tránsito de embarcaciones grandes, minimizará la pérdida de ingresos y las demoras.

El estudio de arquitectura Snøhetta será el encargado del diseño. Su mayor interés es fusionar este túnel de gran escala con el paisaje circundante, así, las paredes de entrada del túnel recrearán los muros de piedra de la zona con líneas horizontales que generarán terrazas. Una geometría que además parece que es beneficiosa para la estabilidad de la estructura. El interior estará iluminado con luces LED que servirán también como sistema de orientación.

Este proyecto se anunció por primera vez en abril de 2017 y, tras largos estudios sobre la infraestructura y el impacto medioambiental, finalmente la Administración Costera de Noruega empezará la construcción del túnel en 2022. Se espera que esté terminado para 2026. Otra muestra del ingenio humano conviviendo con las fuerzas de la naturaleza.

Imágenes | Kystverket