Suspendidos en el cielo entre Secuoyas: Redwood Sky Walk

Sequoia Park Zoo, en California, ha abierto la pasarela aérea más larga de la costa oeste. Una nueva forma de interactuar con esta especie de árboles a la que pertenecen algunos de los más altos del mundo. Una nueva clase de inmersión, por el aire.

Para los amantes del senderismo, la aventura y la naturaleza, la costa Californiana es una oportunidad única de adentrarse en antiguos bosques de secouyas y ver de cerca estos majestuosos árboles, algunos de los más altos del mundo.

Este pasado 4 de junio, en Eureka, a unas cuatro horas y media de San Francisco, el Sequoia Park Zoo ha inaugurado una nueva atracción que ofrece al visitante otra perspectiva desde la que observar a estos gigantes: Redwood Sky Walk.

A unos 30 metros de altura, el Redwood Sky Walk es un recorrido aéreo formado por una serie de puentes elevados conectados que llevan a plataformas que permiten contemplar más de cerca que nunca esta monumental arboleda de antiguas secuoyas. Con unos 400 metros de largo, ida y vuelta, se yergue el paseo elevado más largo de la costa oeste de Estados Unidos.

Según los responsables del parque, las plataformas están diseñadas para "garantizar un impacto insignificante" en los árboles y permitir que sigan creciendo. Además, el circuito está pensado y construido sin ninguna escalera y es accesible para todas las personas incluso con discapacidad, a excepción de un pequeño tramo de aventura extra.

Se trata de un destino un poco alejado de los puntos más turísticos, pero para los senderistas entusiastas y los amantes de la naturaleza es un área con muchas oportunidades. De hecho, para extender la aventura, en el mismo condado de Humboldt, donde está la ciudad de Eureka, también se encuentra el Parque Nacional de las Secuoyas, donde se reúnen el 45% de las antiguas secuoyas protegidas que quedan en California.

Definitivamente Redwood Sky Walk es una experiencia divertida y educativa que inspira respeto por la naturaleza. Un paseo por las alturas con el que te acercas hasta sentir la fuerza de estos árboles pulsantes mientras parece que flotes por encima de un mar verde bajo tus pies.

Imágenes | Sequoia Park Zoo y Lonely Planet