The Year Earth Changed: 2020, dedicado a la naturaleza

Un nuevo documental de Apple TV+ nos revela que pausada la actividad humana, el aire, el mar, la tierra y la vida de los animales florecen de nuevo. Si tienes suscripción a Apple TV+, definitivamente recomendamos ver este documental. En este artículo destacamos algún hecho sorprendente.

El documental de Apple TV+ The Year Earth Changed, "El año en el que el mundo cambió", nos acompaña a descubrir como la pausa tan drástica que hemos vivido los humanos durante prácticamente más de un año ha permitido que la naturaleza recupere su ritmo y una normalidad que la trepidante actividad humana ha estado entorpeciendo por años. En tan solo un año, el aire es más puro, el agua está más limpia y la vida de los animales ha prosperado a niveles inimaginables.

El aire más puro

En tan solo varios días de pausa, el nivel de polución del aire cayó en picado. En todo China el nivel de gases tóxicos de la atmósfera bajó a la mitad. Y tal y como informamos en el Twitter de Ningún lugar está lejos, 12 días de "la pausa" permitieron a los habitantes de Jalandhar, en India, con el cielo libre de su polución habitual, ver el Himalaya por primera vez en 30 años.

Las aguas más limpias

En 6 meses de confinamiento, el nivel de oxígeno del río Ganges aumentó un 80% y el nivel de limpieza del agua de la costa atlántica de África pasó de malo a excelente.

Menos ruido, mejor comunicación

Con el ruido ambiental y de tráfico reducido casi en un 70%, en las grandes ciudades, por primera vez en años, se pudo oír el canto de los pájaros. Los gorriones de corona blanca que viven al pie del Golden Gate se beneficiaron enormemente de ello, se espera que hayan tenido su mejor temporada de cría en años.

Gracias a un 17% menos de tráfico marino, con su gran contaminación acústica, delfines en Nueva Zelanda triplicaron el alcance de su comunicación. Y con todos los cruceros cancelados y un océano 25 veces más silencioso, los científicos han registrado a ballenas jorobadas hablando entre ellas mucho más a menudo y de formas diferentes durante su migración a Alaska. Y, aún más importante e inédito, al poder comunicarse a mayores distancias sin interrupciones, algunas ballenas madres se han atrevido a dejar solas a sus crías y alejarse para alimentarse adecuadamente, pues con las aguas tranquilas conservaban su contacto con ellas.

Animales en peligro de extinción prosperando

Tras cuatro semanas de pausa, las playas de Florida normalmente abarrotadas quedaron desiertas, y cientos de tortugas cabezonas las pudieron visitar para poner sus huevos en paz y con éxito. Un éxito del 21% más que el que se contabilizaba desde hacía 10 años.

Al cabo de 6 meses, se vieron pingüinos africanos, una raza en peligro de extinción, paseando por las calles costeras de Cuidad del Cabo durante su temporada de reproducción. En su época de cría, deben salir cada día a pescar para alimentar a sus polluelos. Sin embargo, la gran cantidad de humanos en las playas les dificultaba poder regresar junto a sus crías, con lo que tenían que esperarse en la orilla hasta el ocaso. Pero con la playa desierta, han podido alimentar a sus hijos incluso 3 veces al día y algunos han criado con éxito hasta dos camadas.

Gran labor la de todos los profesionales que han estado alerta a estos sucesos, captándolos para hacernos llegar imágenes inéditas. Un panorama así era inimaginable. Este documental consigue que tomemos consciencia de que pequeños cambios en nuestro comportamiento tendrán una gran repercusión en la armonía y equilibrio de todos los reinos de la naturaleza.

Imágenes | Apple TV+ Press y CBS News