¿Holanda? ¿Países Bajos? ¿Qué diferencia hay? ¿Por qué el mismo país tiene dos nombres? ¿O es que son dos países distintos?

Lindando al sur con Bélgica, al oeste y norte con el mar del Norte y al este con Alemania se encuentra los Países Bajos, un precioso país del noroeste de Europa, común aunque erróneamente conocido como Holanda.

Los Países Bajos, cuya capital es Ámsterdam, es un país miembro de la Unión Europea. Es el país más grande de los cuatro que, junto con las islas de Aruba, Curazao y San Martín, constituyen el Reino de los Países Bajos.

Su nombre oficial en español proviene de la traducción literal del original en neerlandés "Nederland", "land" significa "tierras" y "neder", "bajas"; y este le viene porque aproximadamente una cuarta parte del territorio está a nivel del mar o incluso por debajo de este.

En rojo vemos delimitado los Países Bajos y, en la lupa, la región de Holanda dentro del país.

Entonces, ¿por qué este país es tan frecuentemente conocido con el nombre de "Holanda"? Holanda es una región de los Países Bajos, situada en la costa occidental, que comprende las provincias de Holanda del Norte y del Sur, 2 de las 12 provincias del país. Debido a su importancia histórica y cultural, su nombre se ha utilizado tradicionalmente como pars pro toto para referirse al país entero. Del mismo modo, el idioma también es conocido habitualmente como holandés, cuando su nombre oficial es el neerlandés; de hecho, el holandés es, en su sentido más estricto, un dialecto del neerlandés. Y lo mismo ocurre con el gentilicio, aunque se usa holandés/a, es neerlandés/a.

Es un hecho tan común y extendido que incluso el Diccionario panhispánico de dudas, publicado por la Real Academia Española, admite el uso de Holanda como sinónimo de Países Bajos, referirse al idioma neerlandés como holandés y a los neerlandeses como holandeses. Eso sí, remarca claramente que solo en el habla coloquial, nunca en el lenguaje formal, académico o en textos oficiales.

Así pues, ahora ya sabremos cómo referirnos correctamente a este hermoso país de las bicicletas, los molinos de viento y los extensos y coloridos campos de tulipanes.