teamLab transforma el Parque Kairakuen en un espacio de arte interactivo

Una vez más teamLab nos sorprende con un espectáculo de luces, formas e ilusiones. Esta vez la exhibición será al aire libre, en el Parque Kairakuen, hogar de más de 3.000 ciruelo, que jugarán un papel importante.


El Parque Kairakuen es un parque-jardín que se encuentra en la ciudad de Mito, en la Prefectura de Ibaraki, en Japón. Fue creado a finales del Periodo Edo (1842) y fue designado un "lugar especial de belleza escénica". Es considerado uno de los "tres grandes parques" de Japón.

El jardín alberga 3.000 ciruelos, llamados “Ume” en japonés, de unas cien variedades distintas. Además, Kairakuen cuenta también con un bosque de bambú y cedros. La época más deslumbrante para visitar este antiguo parque japonés es claramente la temporada de floración del ciruelo, el parque es conocido por ello. Además, al tener tantas variedades de este árbol este periodo es más largo de lo habitual. Suele producirse entre febrero y marzo, justamente cuando esta exposición de teamLab tendrá lugar, desde el 13 de febrero hasta el 21 de marzo de 2021, ya que se celebra conjuntamente con el Mito Ume Matsuri ("festival Mito de los ciruelos en flor"), de 120 años de antigüedad.

teamLab, fundado en 2001, es un colectivo de arte internacional, la unión colaborativa de varios especialistas, como artistas, programadores, ingenieros, animadores CG, matemáticos y arquitectos, que buscan "navegar por la confluencia del arte, la ciencia, la tecnología y el mundo natural". Su objetivo es "explorar la relación entre uno mismo y el mundo y las nuevas percepciones a través del arte". Su visión es que "para entender el mundo que nos rodea, las personas lo separan en entidades independientes con límites percibidos entre ellas". Y teamLab justamente busca "trascender estos límites en la percepción del mundo, de la relación entre uno mismo y el mundo, y de la continuidad del tiempo. Todo existe en una larga, frágil, pero milagrosa continuidad de vida sin fronteras." Y esto se ve claramente en sus exposiciones, un único espacio expansivo y fluido que te envuelve, en el que las fronteras y los límites desaparecen.

La exposición, que forma parte del proyecto "Naturaleza Digitalizada", explora cómo la naturaleza se puede convertir en arte. Y el concepto es que la tecnología digital no material puede convertirla en arte sin dañarla. Así, gracias a una tecnología innovadora, los 3.000 ciruelos, el bosque de bambú, las rocas y los paisajes se transforman en espacios vivos y dinámicos, llenos de color, magia y sorpresa, que responden a la presencia de las personas que se acercan.

Si visitas Japón, es una muy buena idea informarte de las exposiciones abiertas que tiene teamLab si quieres vivir una experiencia inolvidable. Te sumergirás en un universo de contrastes lumínicos, formas, colores, sonidos y texturas en el que se desdibujan los límites y conceptos conocidos, viviendo un todo simultáneo y continuo.

Imágenes | teamLab