Este sábado se abrirá un túnel con la primera glorieta submarina en las Islas Feroe

Las Islas Feroe, un pequeño archipiélago situado en el Atlántico Norte entre Reino Unido, Noruega e Islandia, es un país autónomo dentro del Reino de Dinamarca. A parte de conocerse por sus paisajes de una naturaleza pura y virgen, ahora también será conocido por que uno de los túneles del país alberga la primera glorieta submarina del mundo.

El Eysturoyartunnilin ("Túnel Eysturoy") es un túnel submarino que conectará la isla de Streymoy con la isla de Eysturoy, desde la ciudad de Tórshavn hasta las ciudades de Runavík o Strendur, respectivamente. Lo que reducirá el tiempo de viaje entre estos puntos de los 64 minutos a los 16. A través de una glorieta, conectará con ambos lados de la bahía de Skálafjørður (en la isla de Streymoy), Runavík al este y Strendur al oeste.

La glorieta que incluye el proyecto ha atraído mucha atención, pues es la primera glorieta submarina del mundo. Está hecha de piedra natural y decorada por el artista feroés Tróndur Patrusson como una gran medusa, iluminada con luces verdes y azules.

El punto más profundo del túnel, de unos 11 km, se encuentra a 187 metros por debajo de la superficie del agua. Según la empresa, "a fin de aumentar la seguridad, ninguna inclinación del túnel es superior al 5%."

El proyecto, que empezó en 2017, ha finalizado este año, y el próximo sábado día 19 se abrirá oficialmente este túnel. La misma empresa está preparando otro túnel submarino similar que conectará la isla Sandoy (situada más al sur) con la mayor parte de la infraestructura de las islas Feroe. El Túnel Sandoy estará listo para 2023. La empresa, además de construir los túneles submarinos, se cuida de construir las carreteras que conectan con el proyecto, de su mantenimiento y operatividad.

El propósito de los túneles, la mayor expansión de infraestructura del país, es aumentar la movilidad entre las 18 islas que conforman el archipiélago.

Día a día la red que nos mantiene unidos magistralmente se abre camino por todos los elementos y espacios del planeta y vemos que "ningún lugar está lejos" se hace más y más realidad.

Imágenes | Eystur-og Sandoyartunlar y Lonely Planet