En Dubai preparan un nuevo resort… y esta vez flotará en el agua

Dubai es una ciudad ostentosa y exótica con destacados edificios y estructuras, como el Burj Khalifa —la estructura más alta del mundo—, Palm Islands —tres grandes islas artificiales en la costa de Dubai— y algunos de los hoteles más altos del mundo, como el Burj Al Arab. A todo esto pronto se añadirá una nueva clase de servicio hotelero. Hace un mes Seagate Shipyard anunció que está desarrollando un resort flotante.


Sea Palace Floating Resort ("Palacio del mar flotante") es el nombre que recibe este nuevo resort que flotará cerca de Dubai Marina. El proyecto es de Seagate Shipyard, una empresa de construcción naval fundada en 2017 que cuenta con más de 40 años de experiencia en la construcción de instalaciones flotantes en todo el mundo.

"Estamos utilizando nuestra pasión por construir instalaciones flotantes para convertirnos en el núcleo de soluciones alternativas para casas y centros turísticos estándar y de lujo para un futuro mejor, ecológico y sostenible."

El Sea Palace Floating Resort consistirá en un lujoso hotel central rodeado de seis villas flotantes. Cada una de estas villas o casas tiene licencia de yate y podrá desvincularse del hotel y zarpar hacia cualquier lugar. "Hemos desarrollado el concepto de la casa flotante para que pueda ser desplazada por el propietario a cualquier lugar del mundo" dice Mohamed El Bahrawy, fundador de Seagate Shipyard y ejecutor del proyecto. Y añade "Lo construimos sobre la base de un certificado de clase o especificación de clase. Hay 12 clases en todo el mundo. Se puede licenciar una casa de acuerdo con el pasaporte y navegar a cualquier parte del mundo, ya que cada una puede ser separada del proyecto entero."

El nombre de estas villas es Neptuno. "El mito decía que Neptuno dominaba los océanos y la villa de cristal de Neptuno dominará la experiencia marítima de lujo". Y su diseño está inspirado en la forma de un barco con fondo de cristal.

Cada casa consistirá en tres niveles de 300 m2, un total de 900 m2. La planta baja incluirá una cocina, un comedor, un balcón y dos habitaciones adicionales para el personal de la villa. La característica notoria de la planta baja es que una gran parte del suelo será de cristal, lo que permitirá ver bajo el agua. El primer nivel tendrá 4 habitaciones con baño privado. El techo estará equipado con una piscina de 18 m2 cuyo suelo también será de cristal y estará en paralelo con el suelo de cristal de la planta baja a 9 metros de altura. El mobiliario de la villa estará diseñado por Aston Martin, el fabricante de automóviles.

La villas flotantes funcionarán con energía solar, y también tendrán un sistema de reciclaje de desechos, un sistema de filtración y purificación del aire y tecnologías avanzadas para el tratamiento de aguas residuales. Todas estas características de las villas funcionarán y se operarán con un sistema inteligente automatizado y cumplen con todos los estándares de seguridad internacional. Las casas estarán impulsadas por motores de eje y equipadas con un sistema hidráulico que resiste los movimientos de las olas.

El desarrollo de este proyecto costará unos 140 millones de euros y ya esta prácticamente listo. El hotel será operado por la propia empresa.

"Desde el establecimiento de Seagate Shipyard, hemos tenido la idea de hacer este proyecto en Dubai, un proyecto que creará un auge en el campo del turismo", dice Mohamed El Bahrawy.

Hemos pisado ya la luna y parece que en adelante podremos vivir en ciudades acuáticas, no es ciencia ficción, es una realidad que salta a la vista.

Imágenes | Seagate Shipyard