Estos taxis acuáticos revolucionarán el transporte público: Zeabuz, movilidad urbana autónoma de emisión cero

Noruega siempre ha llevado la delantera en su interés por reducir el impacto humano en el planeta. Hace tiempo que fue pionera en ferris eléctricos, ahora estos serán autónomos y de emisión cero.

En 2018 los investigadores de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología (NTNU) idearon un modo de transporte público libre de emisiones como alternativa a la propuesta de un puente para atravesar el canal del puerto de la ciudad de Trondheim, donde se encuentra la universidad. El prototipo fue un éxito y ahora la reciente empresa noruega, Zeabuz, (establecida por la NTNU) ha revelado que está desarrollando este ferri autónomo o taxi acuático que estará listo para 2021.

"Zeabuz está desarrollando las tecnologías y soluciones clave que permitirán una nueva generación de soluciones de movilidad acuática flexibles, adaptables, móviles y accesibles, que conectarán a las comunidades a lo largo y ancho de sus vías navegables", comenta la empresa.

El Zeabuz funcionará como servicio público gratuito, operará las 24 horas del día, los 7 días de la semana y podrá llevar un máximo de 12 pasajeros por viaje y bicicletas, que invocarán a este ferri suburbano simplemente presionando un botón en sus teléfonos. La autonomía de los ferris mejora su eficiencia operativa, control y mantenimiento, y el hecho de que no haya conductor deja más espacio para los pasajeros. El Zeabuz funcionará con batería, que se recargará cuando esté aparcado en el muelle.

El ferri transportará a los pasajeros a través de los canales y vías navegables de las ciudades y a través de los asentamientos a lo largo de la costa donde ya son comunes los viajes en barco. Su reducido tamaño ayudará a que pueda pasar fácilmente por debajo de puentes. Los ferris se conectarán e integrarán con la infraestructura de transporte público terrestre ya existente para dar una opción más sostenible para desplazarse de un punto a otro.

Utilizando cámaras y sensores de última generación que escanean los obstáculos, estos ferris autónomos serán capaces de detectar el área y objetos, personas u otras embarcaciones a su alrededor y navegar de forma segura en el agua. Un sistema de navegación —similar a los utilizados en submarinos y aviones— monitorizará la velocidad y la posición del barco. Todos los datos se transmitirán vía 5G a un centro de control gestionado por una persona, que pediría ayuda de inmediato en caso de emergencia. Según la CNN Travel, "actualmente Zeabuz está explorando protocolos de seguridad que se ajusten a los servicios de emergencia existentes". Y añade que Dyrkoren, el CEO de Zeabuz, comenta que "el equipo está trabajando para que la tecnología y los sistemas de seguridad sean "infalibles" y enfatiza que "siempre habrá un individuo humano supervisando los ferris autónomos. La completa autonomía, en la que dejas las máquinas a su aire no es realmente el escenario del que nadie esté hablando."

El sistema de movilidad completo de Zeabuz incluye los ferris autónomos, los muelles con carga inalámbrica, el sistema de gestión de pasajeros y de emisión de billetes, una comunicación inalámbrica segura y una central de asistencia a distancia. "Embarcarse en un viaje de Zeabuz debería ser tan fácil y agradable como caminar por una pasarela. Por lo tanto, nos comprometemos a ofrecer un sistema seguro y fiable, incorporando la seguridad por diseño como nuestro principio básico de desarrollo" comenta Zeabuz.

Con la intención de reducir el impacto en el medio ambiente y mejorar las comunidades mediante la "revitalización" de los canales y vías navegables (la mayoría de ciudades están asentadas cerca de una vía navegable), se reducirá la congestión y los atascos de tráfico, la emisión y la contaminación acústica. Asimismo, se requiere una infraestructura mínima en comparación con otros sistemas como los puentes o túneles. Es la mayor simplificación.

A parte de vender el Zeabuz a otras ciudades de Noruega interesadas, la compañía quiere ayudar a socios internacionales en el diseño y desarrollo de ferris similares. Muchas ciudades están avanzando a pasos agigantados hacia la alternativa de un transporte acuático sostenible que, además, optimiza el espacio existente. "En todo el mundo, más ciudades están recurriendo a las vías navegables para el transporte público. Bangkok planea tener 30 nuevos ferris eléctricos listos para el próximo año junto con 5.000 taxis acuáticos eléctricos; el sistema de ferris de Nueva York se está expandiendo a los cinco distritos; y, en julio, Uber anunció que lanzará barcos-taxis a lo largo del río Támesis en Londres", apunta la CNN, y, según Lonely Planet, también la compañía SeaBubbles de Paris hace años que está desarrollando unos "taxis acuáticos voladores" en el Río Seine.

Está claro que este es un modo de transporte que libera a las ciudades con vía navegable del enorme espacio destinado al tráfico para que lo puedan usar los ciudadanos que viven en ella, que es silencioso, eficiente, seguro y, sobre todo, libre de emisiones, que respeta y cuida el planeta en el que vivimos. Un antiguo medio de transporte completamente revolucionado y revolucionario.

Imágenes | Zeabuz