"Querer es poder": Perú abre el Machu Picchu para un único turista japonés después de quedarse encerrado en el país por casi 7 meses

Perú ha abierto las puertas del Machu Picchu para un solo turista este pasado fin de semana. Jesse Katayama es el primer visitante en siete meses de esta ciudad Patrimonio de la Humanidad.


El ciudadano japonés Jesse Katayama viajó en Marzo a Perú con el sueño de poder visitar el Machu Picchu. Con su billete de entrada al antiguo poblado inca ya preparado, Katayama había planeado quedarse en Perú solo unos días, pero debido a la pandemia quedó atrapado por casi 7 meses en Aguas Calientes —el pueblo más cercano y la principal vía de acceso al Santuario histórico de Machu Picchu— en uno de los confinamientos más severos del mundo.

Determinado en visitar esta antigua ciudad, construida hace más 600 años, antes de regresar a Japón, finalmente ha conseguido ver esta obra maestra de la arquitectura y la ingeniera, una de las 7 maravillas del mundo moderno.

El lunes, el Ministro de Cultura de Perú, Alejandro Neyra, confirmó en una conferencia de prensa virtual que los funcionarios permitieron la entrada de Katayama en el Machu Pichu el pasado sábado después de que este hubiera presentado una solicitud especial, informa Reuters.

“El ciudadano japonés ha entrado junto con nuestro jefe del parque para verlo antes de volver a su país", dijo Neyra, y añadió "Había venido a Perú con el sueño de poder entrar".

Según Reuters, el Ministro Neyra dijo que el Machu Picchu reabrirá sus puertas tanto a nacionales como extranjeros con solo un 30% de su capacidad y "todos los cuidados necesarios" en noviembre, no dio fecha exacta.

En un vídeo grabado desde la cima de la montaña en el Machu Picchu, Katayama agradeció a los funcionarios por ofrecerle esta oportunidad: "¡Esto es asombroso!, ¡Gracias!"