One world Observatory vs Top of the Rock, ¿cuál es el mejor mirador de NYC?

El One World Trade Center y el Rockefeller Center son dos edificios emblemáticos de La Gran Manzana. Ambos han destinado y equipado sus últimas plantas como mirador para los turistas que quieren ver a vista de pájaro la imponente ciudad de Nueva York. Pero ¿cuál de ellos ofrece una experiencia más satisfactoria? ¡Vamos a descubrirlo!


One World Observatory: distribución y ubicación

El mirador del One World Trade Center, el rascacielos más alto de EE. UU., está a 386.5 metros, en los pisos 100, 101 y 102 del edificio.

El ascensor que te sube hasta el mirador desde el subsuelo es deslumbrante, una experiencia en sí misma. Las paredes del ascensor son pantallas que, a medida que sube, te sumergen durante 47 segundos en una animación tridimensional que te muestra la evolución de la ciudad de Nueva York, incluida la construcción del propio edificio.

Cuando se abren las puertas del ascensor, entras en una pequeña sala donde en una gran pantalla ves un corto vídeo introductorio. Cuando termina el video sube la pantalla y se ve por primera vez la ciudad de Nueva York desde lo alto. Se abre otra puerta y te da acceso a la zona del mirador.

Aunque técnicamente hay 3 pisos destinados al mirador, el que te permite acercarte a las ventanas para ver las vistas es solo uno, el piso 100; los dos superiores son plataformas distanciadas de los cristales donde hay una pequeña cafetería y restaurante y la tienda de recuerdos.

https://m.youtube.com/watch?v=ILbcWgP76vA

Cuando el ascensor desciende la animación te saca fuera del edificio que acabas de visitar y surca los cielos paseando los alrededores, regresa al edificio entrando de nuevo al subsuelo y se abren las puertas.

One World Trade Center está situado en el 285 Fulton Street de Manhattan. Esta ubicación, en el extremo de la isla donde se unen el río Hudson —que linda con Nueva Jersey— y el East River —que linda con Long Island (Brooklyn y Queens)—, permite admirar la zona de Battery Park, el Brooklyn Bridge, el Manhattan Bridge, Brooklyn Downton, la Statue of Liberty, la Ellis Island y Jersey. Pero el centro de la ciudad se divisa bastante a lo lejos.

Top of the Rock: distribución y ubicación

El edificio principal del Rockefeller Center —un complejo de 19 edificios comerciales en Midtown Manhattan— recibe su nombre de su ubicación, el 30 de la Rockefeller Plaza que, con el tiempo, ha fijado su apodo como el "30 Rock".

El mirador del 30 Rockefeller Plaza, está a 259.1 m en el 70 piso del edificio. Al salir del ascensor, también bien adecuado con pantallas, luces y efectos, llegas a los pisos superiores del edificio, construido con la intención de parecerse a la cubierta de un transatlántico. En la foto que veis he enumerado los tres niveles del mirador.

Así, en una primera pausa, desde dentro puedes escoger si salir a la parte derecha o izquierda de un exterior. Es un área pequeña del edificio, rodeada de una barandilla alta de cristal de protección, que no llega a dar la visión de 360 grados y el punto de observación es bastante bajo.

Una escalera mecánica te lleva al penúltimo piso, otro exterior con la misma barandilla alta de cristal. Esta vez es un espacio mucho más grande, con algunos telescopios repartidos que puedes usar gratuitamente.

Finalmente, las últimas escaleras te llevan al tercer piso, lo más alto del edificio. Esta zona no tiene cristal, solo baranda de piedra, así que es ideal para tomar buenas fotos del corazón de la ciudad. Es la parte más bonita, si dispones de poco tiempo con solo subir directamente hasta este punto es suficiente, pues te ofrece la experiencia visual más completa.

Su localización, en el núcleo de Manhattan, es ideal para tener una panorámica del centro de la ciudad y apreciar de cerca el Empire State Building, Times Square, el Chrysler Building y Central Park, entre lo más destacado.

¿Y bien?

En el One World Observatory, centrándonos en su sala principal, la verdad es que por su distribución te sientes como dentro de un acuario, el espacio es muy cerrado. El cristal es reflejante, para que el sol no caliente demasiado el edificio, y en las fotos se ven claramente todos los reflejos. Además, no puedes acercarte demasiado ni mirar abajo porque el cristal tiene cierta inclinación hacia atrás y hay una pequeña barrera.

El ambiente es comercial, con su tienda de regalos, el restaurante y demás. Aunque, eso sí, subir y bajar con el ascensor le da un carácter exótico que lo hace interesante.

El Top of the Rock, en cambio, especialmente si subes en un día soleado de cielo claro, ofrece una experiencia muy expansiva e incluso más "neoyorquina", al ser todo exterior puedes oír el ruido del tráfico y el bullicio de la ciudad a tus pies mientras tomas el sol.

Lo que está claro es que por su localización los miradores ofrecen vistas de partes distintas de la ciudad, así que dependiendo de tu interés puedes visitar una región u otra.

Si el tiempo te da para visitar solo uno, subir al Top of the Rock ofrece la experiencia más satisfactoria para saborear la majestuosa ciudad de los rascacielos.